Otros Reinos
Últimos temas
» La ley de Kovu y Kiara
Vie Ene 27, 2017 5:04 pm por Admin

» Afiliacion: Chasing the Moon
Mar Ene 10, 2017 5:57 pm por DrawParis

» ¡He vuelto!
Jue Dic 29, 2016 5:45 pm por Admin

» ¡¡¡Llega una nueva miembra con ganas de parranda!!!
Sáb Ene 16, 2016 8:24 pm por SirenDazzlingAdagio

» Once Upon a Time RPG - Afiliación normal
Jue Ene 07, 2016 3:57 pm por Invitado

» Me voy pero podre conectarme
Sáb Ene 02, 2016 7:35 pm por SirenDazzlingAdagio

» Hola,nueva cachorrita x3
Vie Dic 25, 2015 2:50 pm por SirenDazzlingAdagio

» My little pony: Friendship is magic
Lun Dic 14, 2015 7:06 pm por SirenDazzlingAdagio

» Mi Galeria <3
Vie Dic 04, 2015 11:17 pm por QueenSara

Élite 0/36
Hermanos 0/6
Afiliados normales

Las Navidades de Venezuela

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las Navidades de Venezuela

Mensaje por Bhati el Vie Dic 19, 2014 8:55 pm

Hola manada!! este fic será corto, pero irá con la época, se trata del fan-fic de Hetalia, el único personaje que me pertenece es mi OC Venezuela (y otros secundarios)

Capitulo 1
Con tarea pendiente
~10 De diciembre~
Era la hora pico, una chica con apariencia juvenil y tez bronceada se encontraba caminando afanosamente en la acera, llevaba sus manos ocupadas cargando grandes y pesadas bolsas, su cabello largo y negro azabache ondeaba salvajemente con la brisa que refrescaba las calles azotadas por el fastidioso sol de mediodía; se trataba de Luisa(1), quien era nada más ni nada menos que la representación de Venezuela en carne y hueso. Últimamente se sentía débil, cansada, sin energías y un humor de cuidado:  >>Nada de nada evitará que disfrute mis buenas fiestas decembrinas; ni siquiera mis jefes. Cuando quiero celebrar algo porque quiero, ¡lo celebro y punto! << Se decía a sí misma cada vez que un nuevo problema le quitaba el buen humor para elaborar sus fiestas.

-¡Esperle Señora! ¡No me deje atrás!- Gritaba una chiquilla mientras corría abriéndose paso entre el gentío, al igual que Venezuela, llevaba grandes bolsas que se adivinaban pesadas, tal vez excediendo el peso.

Venezuela se volteo solo para ver que tan rezagada se encontraba su familiar, asistenta y acompañante: Aragua (2), Venezuela dejo escapar un suspiro lleno de frustración, entró a la plaza totalmente vacía a pesar de la hora, soltó las bolsas que traía y se sentó en uno de los bancos a la espera de su prima menor.

-Señora Venezuela, usted camina demasiado rápido- Expresó la chica mientras se sentaba en la grama, exhausta por la corta carrera.

-Mija tienes que hacer más ejercicio, intenta subir el Ávila (3) cada día y verás cómo se te quita ese cansancio- le respondió sin siquiera mirarla.

-No se me hace necesario, estoy en excelente condición física, solo que estoy cansada, llevamos dándole al pie desde que amaneció- se quejó- Ya hemos recorrido toda Caracas y todas las tiendas.

-Y eso es porque lo que no había en una estaba en otra y en esa otra no había otra cosa necesaria- justificó Luisa.

Venezuela miró en rededor, efectivamente la plaza estaba desierta a excepción de unas pocas ardillas y palomas, la misma plaza parecía una capsula del tiempo; la gente caminaba con rapidez con su mente puesta en el trabajo, sus ocupaciones o preocupaciones sin prestar atención a la placita, pero también estaba descuidada y maltratada: la estatua central estaba llena de grafitis, al igual que la casa que se suponía debía tener un vigilante, las rejas estaban abolladas y oxidadas.

-Recuerdo cuando estuve aquí en la inauguración de esta plaza…-suspiró.

-¿Hum? ¿Cómo dijo?- Preguntó Aragua que salía de la ensoñación.

-Nada, que el descanso terminó, vamos, volvamos a mi casa- respondió mientras se levantaba y volvía a recoger las bolsas.
Aragua soltó un gruñido mientras se incorporaba, detestaba cuando Venezuela se enojaba o se ponía de mal humor [y para su mala suerte, había estado así desde hace meses], después de una llamada de atención por parte de Venezuela, se dejo de pensar en tonterías y se apresuró a llegar a la casa de su jefa.

En casa de Venezuela…..


Apenas Venezuela abrió la puerta para entrar el canto alegre de un avecilla se escuchó, y casi inmediatamente un turpial se acercó volando para posarse en la cabeza de Luisa.

-Hola mi Beche. ¿Cómo te trató Distrito Capital? (4)- preguntó con una sonrisa distraída mientras ponía todas las bolsas en el mesón más cercano seguida por Aragua.

El ave no respondió por supuesto, en cambió  se acercó a registrar una de las bolsas donde encontró las tan preciadas para él semillas de girasol que comenzó a comer.

Y no fue el único que recibió a Venezuela, se escuchó un retumbar de pezuñas en el piso de madera, seguido de un largo “Mooooooo”

-Hola Mariposa (5), ¿Cómo está mi ternerita consentida?- Venezuela se acercó a acariciar a la pequeña vaca.

-Ejem…¡Buenas tardes mi señora!- se hizo escuchar mientras bajaba las escaleras un chico más bajo que Aragua pero evidentemente mayor y con una actitud mucho más altanera.

-Como sea- fue la respuesta que recibió Distrito Capital.

-Quería decirle, ejem que los gastos….-Y ahí fue donde D.C comenzó uno de sus tantos que tanto sacaban de quicio a Venezuela, todo lo que decía y parloteaba era cuestiones económicas, quejas, fallas y todo lo que una persona no quería escuchar después de un cansado viaje de compras.

-¡¡La Muletilla D.C!! ¡La Muletilla!(6)- Interrumpió Luisa- ya deja tu escaparate en el lomo (7)¡Ya sé todo lo que me dices! ¿Crees que necesito un gafo (8 ) qué me diga todos los viernes negros que eh tenido? ¿Qué me diga todas las quejas que tiene la gente? Es diciembre por lo que más quieras, déjame al menos descansar de las preocupaciones hasta enero ¿vale?

El chico calló, rara vez Venezuela se frustraba tanto, ella le miró de una manera fría, señal que D.C entendió para que ayudara a con las bolsas.

-Esto…Señora, sé que es tradición y que a usted le encanta fiesta pero… ¿No cree que es demasiado? Es decir son muchas cosas para una pequeña fiesta- dijo Aragua que había escogido cuidadosamente sus palabras.

-Esta vez será más que una pequeña fiesta- respondió sin voltear, afanada guardando las cosas compradas en el refrigerados- Invitaré a todo el mundo.

-Eh….¿se refiere a sus hermanos?

-No, a todo el mundo- volvió a decir- y ayuden a guardar todo esto, yo iré a hacer la tarjeta; que ustedes dos traducirán a todos los idiomas- explicó mientras se daba vuelta para mirarlos.

-Ejem- dijo su tic D.C- yo creo que todas las demás naciones saben el español.

-Si lo saben- admitió- pero como dice el dicho: Si vas a Roma actúa como romano, sería de mala educación enviar una carta en un idioma que no es propio de esa persona.

Dicho esto Venezuela subió las escaleras seguida por Beche y Mariposa no tuvo más remedió que quedarse al pie de las escaleras…
Unos pocos minutos más tarde, Aragua recibió la carta que debía traducir a quien sabe cuántos idiomas, la carta ponía:

“Buenos días, noches, tarde o la hora en la que se encuentra leyendo esto, escuche mi compa, con amor y honestidad lo invito cordialmente a mi fiesta de navidad; el 24 lo espero con ansias, con alma navideña y sin disgustos con gusto y alegría lo recibiré, cuente con que habrá un sitio para usted en la mesa. Estimado invitado, le recuerdo que no puede contar para nada con que tendrá una blanca navidad ¡olvídelo! Tendrá una navidad al mejor estilo latino y por supuesto que al estilo Venezolano: una buena hallaca, el pernil al horno, pan de jamón y muchas cosas más serán las que deleiten su paladar (Si, así es, eh tenido clases de cocina con Francia e Italia). Y no faltará la gaita y las buenas ¡parrandas! ¡Estaría encantada de parrandear con usted si viene!

P.D: Se prohíbe la entrada a la fiesta con ¡armas! (También va para ti México)….y si: ¡¡Los bastones Mágicos son considerados armas!!

P.D.D: Se pide con carácter de obligatoriedad que obligatoriamente traiga un regalo ¿para qué? No le diré, los intercambios de regalos son secretos.

P.D.D.D: No tiene que venir formal ni informal, puede venir semi-informal o semi-formal.

P.D.D.D.D: No se permiten fantasmas….(No quiero que E.U haga un espectáculo)

Nota: Para evitar la gastadera de papel y por lo tanto la talación de árboles; también le doy la invitación para que venga a la despedida del año viejo y la bienvenida al nuevo en esta misma tarjeta, eh es casi igual a lo anterior así que tampoco gastaré tinta  y otra cosilla:

P.D de la invitación al 31: Se pide que a juro traigan obligado otro regalo, no se hará un intercambio pero si el robo….¡de pana que tiene que traerlo!

P.D.D de la invitación al 31: Aquí sí que tiene que venir informal…o era formal..¡¡Bueno solo traigan traje de gala!!

Atte: Venezuela!!!

-Chama…-dijo D.C a Aragua al leer la carta- Venezuela nos odia.

Venezuela ya había entregado la tarjeta a sus asistentes, y ellos ya habían comenzado con la traducción, se encontraba en su cuarto pensando en la grandiosa fiesta que haría cuando alguien toco su puerta

-¿Qué?- preguntó

-Eh Señora, no es por molestar pero…¿Cómo se escribe “Parrandiar” en ingles?- preguntó tras la puerta.

-Ah….¿Parrandeichion?- contestó.


Continuará.....

******
(1) Luisa Carolina María Rodríguez Pérez de la Bastilla y Aponte es el nombre que le dí a Venezuela xD
(2) Aragua: La representación del edo.Aragua.
(3)El Ávila es la montaña más alta en todo el centro-norte del país
(4)Distrito Capital: Representación del estado D.C
(5)Mariposa: la otra mascota de Venezuela; representa la música llanera.
(6)Muletilla: Palabras que se repiten una y otra vez.
(7)Expresión que se utiliza para decir que fastidian con lo mismo.
(8)Significa: Imbécil o Idiota.

******
Saludos y Rugidos!!! rugido



Más firmas  :P:


Regalos =] :
Gracias Kiara:

Gracias por la sorpresa Dj!!:
[/size]
Fecha de inscripción :
15/07/2014

Edad :
18

Localización :
En el desierto

here's Bhati
avatar
Encargado de Rol

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Navidades de Venezuela

Mensaje por Bhati el Lun Dic 29, 2014 9:34 pm

Jejeje, Aquí traje por fin el segundo cap (algo tarde xD) ¡Espero que les guste!

Capitulo 2
“Cosas de Familia”
~12 de Diciembre~


Después de una especie de sorteo sobre donde se realizaría la fiesta, el ganador fue Apure, el estado de los Llanos por excelencia, por lo tanto la fiesta sería en su casa; una grande y hermosa casa de estilo rustico y colonial en medio de una gran finca (la finca preferida de Venezuela).

Desde que se sacó el papelito que decidiría la sede de la fiesta del sombrero, todo fue un gran revuelo, la mayoría de los representantes de los estados (por orden de Venezuela) habían viajado a la finca para ayudar con los preparativos, sin excluir por supuesto a Aragua y a D.C

-¿Y qué hay de E.U?- Preguntó Aragua que caminaba presurosamente tras su jefa mientras anotaba en una pequeña libreta.

-¡Sí! Invita también al yankie de porra- respondió mientras seguía caminando alrededor de toda la casa para ver el estado de esta, y no faltaba que cada tres minutos exclamaba algo como: “¡le falta pintura!” “Hay un grietón”  “por este hueco podría pasar un chigüire”  “¿Quién carrizo dejo que esto se enmontara así?”

-Espéreme un momento- pidió mientras se apresuraba a anotar- y…¿Inglaterra?...¿Francia? ¿Polonia? ¿Bielorrusa? ¿Sealand? ¿China? ¿Japón?

-¡¡Sí!! ¡Invita a todo mundo!- gritó exasperada agitando las manos en el aire, logrando que Beche revoloteara sobre su cabeza nervioso.

-Vale…¿Y Argentina? ¿Colombia? ¿Brazil? ¿Chile?

-Y dale con lo mismo…¡Si a todo el mundo!- Respondió mientras perdía la paciencia- ¿Y dónde rayos esta Apure?....¡Apure!

-¡Ya le voy mi doña! ¡Ya le voy!- respondió un niño montado en un caballo que se encaminaba con un trote suave hacia Luisa. Apure era mayor que Aragua pero menor que D.C, su voz era grave, con un ligero acento, y nunca se separaba de su sombrero.

-Pos Apúrese Apure!- apresuro al chico- Mire que le tengo que da´ la lista…

-Lo siento mi doña, es que Cabos de Oro se puso necio hoy…y tuve que darle comida a Mariposa, revisar el lindero norte y…-
-¡Ya déjate de excusas mijo!- interrumpió  Venezuela.

-Cierto, las quejas no te sirven de nada, y más te vale no tener una excusa para presentarte así- Agregó D.C mirando despectivamente como iba vestido su primo.

-Tú cállate- Expresó Apure.

-¡Mira si tas´ alzao me dices!- rebatió D.C visiblemente enojado.

-¿El calor te afecto?...Porque si es así te me vas ahora- Le respondió Apure con un tono mucho más intranquilo que antes al tiempo de que se bajaba de “Cabos de oro” mientras miraba como llegaba un poco rezagada  Mariposa .

-¡Bueno se me callan los dos!- Advirtió Venezuela previniendo una pelea- Apure busca un papel pa´ anota´
-¿Qué lista es esa jefa?- preguntó curiosa Aragua.

-La lista de Inhibidores….-respondió sin darle importancia a las caras de sus “subordinados” al escuchar la extraña palabra.

-¿Los qué?- se atrevió a preguntar D.C

-Inhibidores… ¡Cosas que mantendrán a las demás naciones felices y no discutiendo entre sí!- explicó.

Los tres estados dejaron escapar un “¡Ahhhhhhh!”

-Bien, presta atención Apure y toma nota, me vas a conseguir- y antes de proseguir tomó una gran bocanada de aire- Hamburguesas, merengadas, refrescos y café pa´ E.U. Té pa´ Inglaterra. Rosas, Vino y Champagne para Francia. Vodka y Girasoles para Rusia. Cerveza alemana para…pos esto es obvio, pa ´ Alemania. Tequila y una piñata pa´ México. Pasta, Gelato y Queso pa´  Italia Veneciano. Tomates a millón pa´ Italia Romano…¿Qué más? ¡A sí! También anota: Comida china para china, y comida japonesa pa´ Japón. Unos discos de Vallenato pa´ Colombia, y Argentina…hum…busca pa´ Argentina una imitación de la copa del mundial- Venezuela inspiró hondo y luego suspiró- ¿Lo tienes todo Apure?

-Ya va doña…me quedé- respondió algo apenado Apure mientras borraba y volvía a escribir en el papel.

-Descuida…¿dónde te quedaste?- Preguntó amablemente Venezuela con una amabilidad propia de ella pero que no había mostrado desde hace mucho.

-¿Viste?- susurró D.C a Aragua- tal vez volvió a ser la de siempre, aprovecha de pregúntale.

-Espérate mano- respondió pendiente de lo que hacía Apure.

-Esto…-comenzó a decir Apure- ¿Cómo se escribe Inhibidores?

-Olvídalo- Dijo D.C a su prima al escuchar el gruñido de exasperación de su jefa (quién por poco más y no suelta un leguaje soez)

Después de todo un rato de explicarle a Apure la lista una y otra vez; Apure logró terminar la lista y se fue cabalgando en su caballo a comenzar a buscar los objetos de la lista, se sentía orgulloso de que le encomendaran una “misión” tan importante como esa, a pesar de que su queridísima jefa estuviera tan de malas como para insultarlo al no saber que “Veneciano” se escribía con “C” y no “S” como él creía…o como le gritó cuando escribió México con “j”. >>Espero que la Doña cambie su ánimo pronto<<  Pensaba mientras el aire le daba en la cara, una cosa que Apure amaba era cabalgar a toda velocidad cuando se sentía desmotivado…

Después de la partida de Apure, Venezuela se quedó mirando como Cabos Blancos se perdía en el horizonte junto a su dueño.

-Recuérdame Aragua- comenzó a decir sin despegar la vista del horizonte- que cuando acabe toda esta fiesta… ¡Meter a Apure en un curso de gramática y ortografía!

-Con gusto Señora- suspiró la chica.

-¡Bueno! ¡No se queden hay parados como un estacón!... ¡A dar Julepe!- gritó y acto seguido comenzó a caminar de nuevo apresuradamente, dejando atrás a D.C y a Aragua.

-¿Y a qué horas piensas decírselo?-

-¡Ya deja el fastidio D.C!...Se lo diré en el momento indicado- Fue su respuesta.

Venezuela ni le importo que sus principales asistentes se hubieran quedado atrás, en cambio comenzó a dar órdenes como loca.

-¡Mérida!...¡Chama! pero ¿por qué todo el mundo esta tan lenteja hoy? ¡Muévete!- gritó mientras se ubicaba frente a todos los presentes.

-Ya-ya estoy aquí…mande señora, mande- respondió tímida la chica que era la representación de Mérida, muy amable, pero lamentablemente despistada e introvertida.

-¡Bien! ¡Estate atenta! El trío andino será el encargado de la chicha…¡mucha chicha! Y además se encargaran de toda la ensalada de Gallina ¿entiendes?

-Ajá…-respondió.

-¡Chevere! ¡Pos anda y díselo a tus hermanos!....¡Barinas, Guarico, Cojedes!

-¿Si?- respondieron al unísono.

-¡Se encargaran del pernil, el pollo y el pavo!... ¡Yaracuy, Falcón, Zulia! Ustedes se encargaran de las hallacas…¡Lara, Delta Amacuro, Monagas, Anzoátegui!...Decoración, ¡El resto! ¡se pondrá a trabajar en el resto y a ayudar a los demás! ¿Entendido?

-¡Entendido!- respondió la Multitud.

Venezuela suspiró satisfecha, hasta que escuchó una vocecita diciendo “Y yo que hago” al tiempo que sentía que le halaban del brazo, llevó su vista a su lado izquierdo para encontrarse con el más pequeño (en edad, porque en tamaño difería mucho a su edad) de los estados: Amazonas.

-¿Tu?- Venezuela lo meditó, Amazonas seguía en la infancia y no quería arruinársela- tu…solo haz tu cartita ¿sí?...y ayuda a montar el arbolito y tú ya sabes qué no?

-¡A si! Yo ya tengo planeado que pedir- respondió alegre- lo tendré listo antes del 24.

Dicho esto el chiquillo se fue saltando feliz, con su ilusión navideña, y dándole un empujón (probablemente apropósito) a D.C que venía llegando junto a Aragua.

-¡Pos a seguir! Vamos a ver cómo está la entrada de la finca-

-Ah…ya vamos- respondió Aragua algo fastidiada porque la entrada como tal, ni siquiera estaba a la vista, generalmente se utiliza un automóvil (o en otros casos un caballo) parar salir o entrar.

***
Eran ya casi las 11:30 am para cuando llegaron (esto debido a que Venezuela se detuvo a ver cada valla) La chica agotada se sentó en una de las vallas, mientras se refrescaba con la fresca brisa que soplaba, se quedó un rato mirando el cielo azul (en realidad fueron pocos minutos, pero a ella le pareció mucho más).

-Oiga jefa, coma algo, usted ni siquiera se ah desayunado- Dije Aragua mientras extendía su mano ofreciendo una manzana verde.

Venezuela se bajó de la Valla, tomó la manzana para darse el gusto de darle un gran mordisco, cerró los ojos para disfrutar más del sabor después de tragar sonrió ampliamente.

-Gracias…pero recuerda Aragua, que hace un buen tiempo que ni desayuno a veces-

-Puede que sea así, pero no es bueno pa´ su salud- Agregó D.C

Venezuela no respondió, en cambio dio unos cuantos pasos hacia adelante para disfrutar de la vista.

-Ahora…díselo a ahora- dijo entre dientes D.C

-No- susurró.

-Bueno mi gente-Expresó Luisa mientras se daba la vuelta con su manzana a medio comer, para mirar a el par impar- Es hora de volver.

-¡Ay no! Por favor!- se quejó D.C

-¿Qué decías tu de las quejas hace un rato?- preguntó Irónicamente su jefa- ¡vámonos!

De mala gana Aragua, D.C e incluso Mariposa siguieron a Venezuela al camino de vuelta a la casa, apenas habían avanzado unos pocos metros cuando Venezuela se volteó para preguntar:

-¿Escucharon eso?-

-Eh….sonó como un carro- respondió Aragua.

-Si, uno que acaba de arrancar- agregó su primo.

-Pero se escuchó muy cerca ¡Devolvámonos!- expresó intrigada Venezuela.

-¡NO!- Gritaron los chicos ya exhaustos

Después de un largo altercado de palabras que duró varios minutos, D.C y Aragua lograron convencer a Venezuela de no devolverse, en cambio, esta última se alegró de tener todavía un último bocado de su manzana, el cual disfrutó mientras miraba a Mariposa jugar con un toro negro.

-Ah señora tengo otras dudas sobre las tarjetas- comentó cuidadosamente Aragua.

Venezuela que seguía masticando, levanto una mano en señal de seña para que Aragua hablara, y siguió caminando de lo más normal.

-Eh…también invito a Italia?- pregunto ya sabiendo la respuesta.

>>¡Conchale! ¿Será que esta chama no sabe el significado de “todo el mundo”?<< Pensó enojada aunque intento no parecerlo.

-Si a los dos…-respondió.

D.C miró algo enojado a Aragua, esta le devolvió la misma mirada, y ambos comenzaron una extraña conversación de señas que terminó con un codazo por parte de D.C.

-Y ¿España?-  Preguntó al fin Aragua.

Venezuela dejo de caminar, se congeló por un momento, cuando nombraban a su hermano, lo primero que llegaba a su mente no eran precisamente los mejores recuerdos...Necesitaba una respuesta que a su juicio debía meditar.

-Si…también a él- Respondió casi en un susurro.

Venezuela intentó alejar sus pensamientos del terrible debate que se había iniciado en su mente, lo que mejor se le ocurrió fue ver a Mariposa que hacía cabriolas alrededor del mismo toro negro de antes >>Ese toro…se parece mucho a...al de…<< Venezuela comenzó a utilizar su mente al máximo para tratar de dar una explicación a sus sospechas, pero sus pensamientos fueron interrumpidos rápidamente por un inesperado grito:

-¡¡Pequeña Venecia!!-

>>No es posible…no es posible<<  Venezuela ni siquiera miró hacia atrás, o más bien no le dio tiempo, pues en ese preciso momento sintió como le daban un cálido abrazo al mismo tiempo que escuchó una voz que decía:

-¡Venga querida hermanita! Dale un abrazo a tu hermano mayor-

-España…¡que sorpresa!- dijo no muy animada - ¿qué te trae por aquí?

España soltó a Venezuela y muy sonriente  mostró las maletas que traía consigo.

-¡Eh Venido ah pasar las fiestas contigo! ¡Mi querida Venezuelita!- expresó mientras le daba otro abrazo.

>>Rayos….¡rayos!<< Pensaba >>Aragua, D.C... de seguro tiene algo que ver,  ¡Ahora si no se salvan de esta!<<


Continuará….

Espero que les halla gustado y ¡¡Rugidos!! rugido



Más firmas  :P:


Regalos =] :
Gracias Kiara:

Gracias por la sorpresa Dj!!:
[/size]
Fecha de inscripción :
15/07/2014

Edad :
18

Localización :
En el desierto

here's Bhati
avatar
Encargado de Rol

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.